Los Humedales

Objetivos:

Al concluir esta unidad el lector estará capacitado para:
  • Identificar los parámetros básicos que definen un humedal.
  • Señalar los diferentes tipos de humedales que existen y la flora asociada a ellos.
  • Evaluar la importancia de los humedales y la necesidad de protegerlos.

¿Qué son los humedales?

La definición mas aceptada está contenida en el Manual Federal para Determinación de Jurisdicción de 1987 del Cuerpo de Ingenieros y dice como sigue: los humedales son áreas de transición entre sistemas acuáticos y terrestres frecuentemente inundadas o saturadas de aguas superficiales o subterráneas, durante un periodo de tiempo suficiente como para que crezca un tipo de vegetación especialmente adaptada a vivir en estas condiciones (vegetación hidrofítica).

Nuestros humedales son por lo general llanos costeros de sedimento fino y suelto que retienen aguas de mar en marea alta, o escorrentías terrestre de agua dulce. Históricamente estas áreas fueron consideradas por mucho tiempo como terrenos baldíos, donde abundaban los mosquitos y en ocasiones se utilizaban como vertederos clandestinos. Por lo que en un momento dado el gobierno de Puerto Rico tomo acción directa para habilitar los humedales para la agricultura y ganadería. Se permitió el corte, dragado y relleno de muchos de los humedales.
Muchos lugares en proceso de desarrollo se encuentran en terrenos anteriormente ocupados por humedales adquiridos a bajo costo y que en muchas ocasiones son zonas de atractivo turístico.

Al momento los humedales están protegidos por el gobierno de Puerto Rico bajo la Sección 404 de la ley y se le otorgó al Cuerpo de Ingenieros la jurisdicción sobre los mismos.

Foto: Mickey Amador

Hay tres parámetros básicos que nos ayudan a identificar un humedal: el suelo, la hidrología y la vegetación. El suelo se compone primordialmente de sedimentos anaeróbicos y dependen del nivel de inundación y saturación del agua. La hidrología es esencial y varía en tiempo y en espacio, dependiendo de la precipitación, proximidad a las costa y las mareas. La vegetación es quizás el indicador mas utilizado, especialmente en el Caribe, para caracterizar un humedal.

¿Cuál es la flora de los humedales?

La vegetación típicas de los humedales son plantas hidrofíticas, las cuales poseen unas adaptaciones morfológicas o fisiológicas que les permiten crecer y sobrevivir en agua o en suelos que periódicamente se encuentran en condiciones anaeróbicas. Muchas de ellas tienen una estrategias reproductivas únicas que les permiten desarrollarse exitosamente en este ambiente. Algunas cuentan con células especializadas en las raíces las cuales le permiten bloquear la entrada de sales, otras son capaces de secretar las sales incorporadas a través de glándulas secretoras en la base de las hojas Ej. el mangle blanco.

Foto: Mickey Amador

Estas adaptaciones le permiten a estas especies colonizar los pantanos inundados por las mareas. Algunas especies necesitan suelos húmedos permanentemente o temporalmente para poder sobrevivir por lo que se conoce como una especie obligada. Estas plantas se encuentran el 95% en los humedales. Otras especies pueden crecer tanto en los humedales como en lugares que no lo son, por lo que son facultativas y generalmente están representadas del 33-66% en los humedales. En Puerto Rico hay alrededor de 1,000 especies facultativas de humedales y 242 especies obligadas.

¿Qué tipos de humedales existen?

El Cuerpo de Ingenieros ha reconocido hasta siete tipos diferentes de humedales:
  1. acuático marino, dominado mayormente por las praderas de yerbas submarinas, representadas especialmente por Thalassia testudinum, Syringodium filiforme, y Halodule wrightii. Las praderas de yerbas submarinas, representadas especialmente por Thalassia testudinum, Syringodium filiforme, y Halodule wrightii.
    Foto:
    Jorge Sabater Thalassia testudinum
  2. planicies costeras de agua salada, las cuales se destacan por ser salitrales asociados al mangle, dominada por Batis marítima (barilla o verdolaga) y Sesuvium portulacastrum (verdolaga roja o yerba de vidrio.
    Foto: Mickey Amador Batis marítima
  3. cienagas de agua salada,
    área dominada por plantas herbáceas y leñosas inundadas ocasionalmente por agua salada.
    Especies representativas Acrostichum aureum, A. danaefolium (marunga) y Laguncularia racemosa (mangle blanco).


    Foto: Mickey Amador (mangle blanco)
  4. pantanos de agua salada o manglares, humedal de gran importancia que ocupa grandes extensiones de terreno en nuestra isla. Se encuentran representados por Rhizophora mangle (mangle rojo) y Avicennia germinans (mangle negro).
    Foto:
    Mickey Amador (mangle rojo)
  5. acuático de agua dulce representada por desembocaduras de ríos, lagos y charcas con vegetación flotante e inundadas. Algunos representantes muy conocidos son Cyperus giganteus (junco de cienaga) y Eichhornia crassipes (jacinto de agua ) y Nymphaea (lirio de agua).
    Foto:
    Luis M. García
  6. ciénaga de agua dulce esta inundada ocasionalmente por agua dulce. Dominada por plantas leñosas y herbáceas tales como, Eriochloa polystachia (malojilla) Hibiscus tiliaceus (emajagua) y Typha domingensis (eneas).
    Foto:
    Luis M. García
  7. pantano de agua dulce cubierta mayormente por vegetación leñosa y representado por el bosque de Pterocarpus(palo de pollo), Annona glabra (corazón cimarrón) y Bucida buceras (ucar). Estos viven con las raices ancladas al suelo inundado o saturado y los tallos, troncos y ramas emergen fuera del agua. De los humedales mencionados hay dos que se han estudiado en detalle y son muy conocidos, las praderas de yerbas submarinas y los manglares. Sin embargo los siete son ecosistemas de gran importancia.
Las praderas de yerbas submarinas, están representadas especialmente por Thalassia testudinum, Syringodium filiforme, y Halodule wrightii. Las yerbas marinas están mas relacionadas a las plantas superiores que a las algas marinas. Son de origen terrestre, por lo tanto, tienen raíces, flor, fruto y semillas y posteriormente se adaptaron al ambiente marino.

Foto: Jorge Sabater

Las praderas marinas son muy productivas y muy importantes por la habilidad de atrapar sedimentos. Son comunidades complejas y albergan grandes cantidades de animales como peces, aves y mamíferos asociadas a ellas. El carey y el manatí se encuentran entre los herbívoros de mayor tamaño en esta comunidad, donde también encontramos erizos, y caracoles como el carrucho, pastoreando las yerbas marinas. Las estrellas de mar, pepinos y gran cantidad de peces, tanto en etapas larvales y juveniles dependen de este ecosistema para su subsistencia.

Los manglares son especies tropicales que se desarrollan solo en costas protegidas.
En Puerto Rico encontramos cuatro especies de mangle. Su distribución desde la orilla hacia tierra es como sigue:


(1) el mangle rojo, Rhyzophora mangle, es el que habita en la zona inundada por el agua. Se identifica por sus raíces adventicias que salen de los troncos y las ramas. Se caracteriza además por su semilla colgantes o plántulas que a la vez son flotantes y son una forma única de dispersión.
Foto: Mickey Amador (mangle rojo)

(2) El mangle negro, Avicennia germinans, se encuentra en terrenos más elevados que permanecen parcialmente secos.


Foto:
Mickey Amador
(mangle negro)

Su característica mas prominente son los neumatóforos que sobresalen desde la raíz a través del suelo. Las hojas son alargadas y lanceoladas y generalmente tiene la superficie cubierta por cristales de sal.


Foto:
Mickey Amador
neumatóforos
(3) El mangle blanco, Laguncularia racemosa no resiste el terreno inundado y ocupa terrenos mas elevados y secos lejos de la orilla. Se identifica por tener una hoja ovalada con dos glándulas secretoras de sal en la base de las hojas. Se ha utilizado como fuente de carbón vegetal.
Foto:
Mickey Amador
(mangle blanco)

(4) El mangle botón, Conocarpus erectus se encuentra en la parte mas seca y alta del manglar. Su rasgo mas sobresaliente son los pequeños frutos en forma de conos redondos.

Foto: Mickey Amador (mangle botón)

Los mangles tienen un alto valor ecológico y económico ya que actúan como criaderos para muchos peces y mariscos. Albergan un número considerable de especies residente y migratorias, vulnerables o en peligro de extinción. Protegen las costas contra la erosión y las marejadas ocasionadas por los huracanes. Son importantes para la educación e investigación científica y usados para la recreación pasiva y actividades turísticas. Aun así el 75% de los mangles han sido destruidos y los que quedan están en peligro de desaparecer.

Foto: Mickey Amador

¿Cuál es la importancia de los humedales?

En la actualidad se reconoce a los humedales como ecosistemas de alta productividad por la diversidad biológica que sustentan y la gran importancia en los procesos hidrológicos. Entre los procesos hidrológicos que se desarrollan en los humedales se encuentra la recarga de los acuíferos, cuando el agua acumulada desciende a las capas subterráneas. Ayudan a la mitigación de las inundaciones, controlan la erosión del suelo. Estabilizan los terrenos mediante el mantenimiento de drenaje y el control de sedimentación en las zonas costeras. La retención, transformación de sedimentos, nutrientes y contaminantes juegan un papel fundamental en los ciclos de la materia y en la calidad de las aguas. Actúan como zona de amortiguamiento contra contaminantes en el agua y absorben nitrógeno y fósforo provenientes de fertilizantes agrícolas. Por otro lado sustentan una importante diversidad biológica y en muchos casos constituyen habitat crítico para especies migratorias, amenazadas o en peligro de extinción. Muchas especies de peces de importancia económica, pasan parte del ciclo de vida en los humedales, especialmente los manglares y las praderas marinas, antes de llegar al arrecife de coral. Son áreas de anidaje y alimentación de muchas especies costeras. Proveen áreas de recreación pasiva y actividades turísticas por su valor estético natural. Además los humedales son importantes para la educación e investigación científica.


Referencias

Carrera, C.J. , A.E. Lugo.1978,Los Sistemas de Mangles de Puerto Rico. Programa de la Zona Costanera, Departamento de Recursos Naturales y Ambientales pag. 102

Cerame Vivas M. 2001, Ecología de Puerto Rico. Publicaciones Puertorriqueñas

Little E.L., F.H. Wadsworth, J. Marrero 2001,Árboles Comunes de Puerto Rico y las Islas Vírgenes. 2da. Ed. Editorial de la Universidad de Puerto Rico

Lopez Feliciano D. 1999. El Ambiente y Leyes en Puerto Rico, lo que todos queremos saber. Publicaciones Paraíso

Miner Sola E. 1999. Árboles y Plantas en Peligro de Extinción de Puerto Rico,2da. Ed. Ediciones Servilibros Serie: Puerto Rico Ecológico Vol III

Miner Sola E. 2000. Árboles de Puerto Rico y Exóticos 3era. Ed. Serie: Puerto Rico Ecológico Vol 1

Enlaces

Puerto Rico Seagrant College Program
Luquillo Experimental Forest
The Virtual Library: Science
Recursos Naturales de Puerto Rico
Departamento de Recursos Naturales
The Virtual Library of Ecology & Biodiversity
Coral Reef Information Page