Ante estas interrogantes planteadas

¿Estamos las universidades preparadas para asumir este reto?

La universidad se visualiza como un elemento de enlace activo y copartícipe de un proyecto de presente y de futuro que contribuirá a adelantar las metas de prosperidad de nuestra Isla.