ESTUDIOS MAS RECIENTES 1992

A. GRAVE CONSECUENCIA LA DIETA OCCIDENTAL
 

Trece indios Tarahumara, en excelentes condiciones física y de salud quienes viven en las altas mesetas de la Sierra Madre en Chihuahua, México, con una alimentación normal, baja en contenido
de grasa y consistente en fibras como: habichuelas roja, tortillas de maíz y piñole (bebida de Maíz) no presentan indicios de colesterol ni enfermedades cardiacas.
 

B. DE GRAVES CONSECUENCIAS LA ALIMENTACION OCCIDENTAL
 

Después de recibir una dieta "Típica de Las Grandes Ciudades" los indios aumentaron de peso y aumentaron los niveles de colesterol.  La dieta fue a base de quesos, huevos, bizcochos, mermeladas, mantequilla y bebidas carbonatadas.  De haber aumentado esta alimentación habría incrementado el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Dr. W. Connor y sus Colaboradores de la Universidad de Oregon, Ciencias de la Salud, Portlan, USA., El Nuevo Día, 19 de enero de 1992, Pág. 56
 

C. REHABILITAN LAS VITAMINAS

La mayoría de los investigadores abogan por que estas sean de alimentos naturales ricos en vitaminas, como lo son las verduras, frutas y granos como fuente principal de vitaminas y reservar
los suplementos sintéticos para casos específicos.

Vitamina E, C y Beta Caroteno pueden ayudar a prevenir el Cáncer, al neutralizar las moléculas de los radicales libres que pueden dañar el material genético de las células.

Estos alimentos ricos en vitamina C son:

  1. Chinas
  2. Melones
  3. Papaya
  4. Fresas
  5. Kiwi
  6. Frambuesas
  7. Moras
  8. Piñas
Verduras como:
  1. Pimientos Rojos
  2. Brócoli
  3. Coliflor
  4. Espárragos
Vitamina E : LA VITAMINA E, C Y BETA CAROTENO

Reducen el riesgo de tumores del páncreas, cuello uterino, pulmón, pecho, cáncer del pulmón, boca, estómago y enfermedades cardiovasculares.
 

ALIMENTOS RICOS EN ETA CAROTENO

Espinaca, Zanahorias, Patatas Dulces, Brócoli, Espárragos, Repollo y Albaricoques.

El Nuevo Día, 15 de marzo de 1992, Pág. 64
 

NUEVOS EFECTOS DE LA RADIACION

La radiación Alfa que es un flujo de partículas (diminutas) que al tocar las células por una sola partícula alfa murieron y las que lograron sobrevivir sus descendientes mostraron anormalidades en
sus cromosomas, (las estructuras en cadena que llevan los genes).

Es decir, que la radiación produjo ciertos tipos de cambios en la célula de origen que fue heredado por los descendientes la cual podría producir anormalidades de cromosomas en muchas generaciones después.

Dr. Eric Wright, Director de la División de Oncogénesis de la Unidad de Radiología del Consejo de Investigación Medica de la Universidad de Oxford Inglaterra

El Nuevo Día, 23 de febrero de 1992, Pág. 63.