LECHE MATERNA VS. LECHE DE FORMULA


Por: Joaquín Velázquez Alvarez
Catedrático Universidad Interamericana de P.R.



Mis queridos lectores:

Cuando me decidí a escribir este artículo, no encontraba titulo adecuado para comunicar claramente la idea central contenida en el mismo: La conciencia de que los futuros lideres de nuestro país están siendo intoxicados por nosotros mismos desde que nacen.

Existen muchas investigaciones al respecto, que se publican en revistas profesionales y hasta en los periódicos, pero el medio ambiente en que nos desenvolvemos, de trabajo, prisa y falta de tiempo, no permite que sean conocidas por la mayoría de las personas. De modo que, si ya saco el tiempo para leer este artículo, espero que le obtenga el mayor provecho de él. Va dirijido a usted madre, a usted padre, al soltero (a), divorciado (a), al estudiante. Es decir a todos porque de una manera u otra todos somos responsables de nuestras próximas generaciones.

La importancia de lactar a nuestros bebés

Uno de mis maestros el Dr. Keshava Bhat, nos decia en una clase; "La leche de la cabra es para el cabrito, la leche de burra para el burrito, la leche de vaca para el ternerito y la leche de la madre es para el bebito.

La leche materna es la única adecuada para el bebé; y tiene un color azulado, un sabor dulce y pesa ligeramente más que el agua. Su contenido varia de madre a madre, de nacimiento a nacimiento y del principio al final de la lactancia. Todo esto porque el laboratorio humano que la produce (la madre) autamáticamente la adecua a las necesidades de cada bebé en cada etapa de su desarrollo. Además, el alimento llaga a la temperatura adecuada, libre de gérmenes, cruda sin pasteurizar, y con todos los fermentos, vitaminas, minerales y sustancia que el niño necesita para nutrirse y que le defienden contra enfermedades. Estudios recientes han comprobado que los niños lactate se enferman menos que los no lactados, y si se enferman no presentan mayor gravedad. Eso explica la menor mortalidad de niños alimentados con el pecho.

La leche materna es el mejor alimento y el mejor medicamento; con ella se cumple cabalmente el adagio hipocrático; "Que su alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento". El niño alimentado a pecho en cantidad y tiempo suficiente (un año como mínimo) es generalmente más grande y más sano que el alimentado artificialmente.
Características de la leche materna
 

La composición media de la leche materna es:

1 a 2 % de proteína, 3 a 5% de grasa, 6.5 a 10 % de hidratos de carbono, 0.2 % de sales, 82.8 % a 89.7 es agua. Esta es la composición ideal para los requerimientos del niño en la edad de la lactancia, y es producida y calculada por su propio laboratotio humano: su madre.

La producción de la leche materna no es cuestión de un día. La naturaleza prepara a la madre para la lactancia a través de los años. La glándula mamaria almacena grasa producida directamente de la sangre o bien que se forma a partir de los carbohidratos y proteínas; estos depósitos comienzan a formarse en la pubertad, siendo así que el aumento del volumen de las glandulas mamarias alcanzan su máximo en el embarazo, la madre prepara la lactancia a través de lo que se alimenta.

La formación de la lactosa

La alimentación artificial industrializada o de fórmula

La leche es el alimento perfecto para el niño pequeño, siempre que sea la materna, ya que, como hemos visto, es el mejor alimento producido por la naturaleza en el laboratorio humano de la madre. Sin embargo, una vez que el niño tiene los dientes suficientemente desarrollados para masticar, no hay razón para seguir dandole leche; poca madres lactan o dan el pecho a sus niños, por más de un año, pero siguen dándoles leche industrializada convencidas por un buen sistema de mercadeo de la industria lechera de que "la leche es el alimento perfecto". Este es una de los más grandes errores denuestra sociedad actual, puesto que, pasado el periodo de lactancia, el cuerpo ya no necesita leche.

Las leches de fórmula eleboradas por los laboratorios farmacéuticos continen:

1. Aceite de coco - promueve el endurecimiento de las arterias.

2. Mono y Diglicéridos - se encuentran en la lista de la FDA
   como posible mutagénicos y teratogénicos.

3. Citrato de potasio - antiacido

4. Cloruro de calcio - absorbe el agua que se usa como anticongelante.
   Preservativo, puede causar disturbios estomacales e irregularidades
   cardíacas.

5. Citrato de sodio - se adhiere a los minerales y evita que sean
   absorvidos por las células. Altera la excreción urinaria haciendo que
   las drogas inofensivas a bajos niveles sean tóxicas al elevarse sus
   niveles en el organismo.

6. Sulfato Ferroso - se usa como preservativo y yerbicida.

7. Sulfato de Zinc - purgativo, induce las náuseas y vómitos. Se están
   haciendo estudios sobre la conveniencia de su uso.

8. Sulfato de cobre - irrita las membranas mucosas y la piel.

9. Hidróxido de potasio - Corrosivo, puede causar hemorragias y
   colapsos.

10. Citratos (sales) - interfieren con los análisis de laboratorio,
    incluyendo los utilizados para detectar funciones del hígado, páncreas
    y el Ph sanguíneo.

Ademas, estás leches de fórmulas la tienen un alto contenido de aluminio que va de 391 miligramos (Mg\M1) por militros a 124mg\ml. En cambio, la cantidad de aluminio pueden causar:
 

Sintomas producidas por intoxicación de aluminio
 

Descalsificación de los huesos por hiperactividad de las paratiroides; indigestión, esclerósis, pérdida de la memoria, resequedad de la membrana mucosa de la piel, debilidad, pesadez, dispocición a catarros, sensación de ardor en la cabeza y estreñimiento.
Los estudios reportan casos de niños con problema de encefalopatía congénita y problemas renales. Todos estos problemas aumentaron con fórmulas infantiles. En casos de muerte por uremia, la autopsia reveló altas concentraciones de aluminio en el cerebro en los niños lactados con la leche de fórmula.
 

Por esto, mi recomendación es de que se debe mejorar la calidad de nuestra alimentación así como cuidar la masticación para tener una mejor digestión, absorción, utilización y excreción. Al corregir estos cinco pasos nuestra nueva generación saldrá de la degradación. Un alimento adecuado se convierte en zumo, el zumo en sangre, la sangre en músculo, el músculo en tejido adiposo, el tejido óseo en médula ósea y la médula ósea en sistemas de reproducción que produzan óvulos y espermatozoides más saludables. Así, podemos obtener una nueva generación más saludables para la humanidad y futuros lideres fuertes y sanos.

10 PUNTOS PARA RECORDAR:

BIBLIOGRAFIA
 

Cargue, Otto; (1940), Vital Facts about Foods, Natural Brands, Inc., Los Angeles, C.A.,

Ehret, Arnold, (1953), Muscusless Diet Healíng System,Ehret
literatures Publishing Co., C.A.

Food the year book of agriculture, (1959). The U.S. Goverment Printing Office(1959).

Gyton Arthur C., (1971) Textbook of Mediest Physilogy. U.B. Saunder Co., Philadelphia

Prevention, (feb. 1971) Milk is not for Grown Ups (La leche no es para adultos).

Frances Lappe Moore, (1971) Diet for Small planet, Ballatine Books Inc.,N.Y.

P.E. Morrís, (1978), About Milk, Cheese and Eggs, Ghorsons
Publishers, LTD.

Prevention, (August 1971), Poor Countries Won't Thank us for MIlk.

Karen Pryor, (1963), Nursing your babys, harpes y Row, N.Y.

Maqus Pyne, (1970), Manual Foods, Megraw Hiu Co., New York.

John Tobe, (1963), Milk, modern Publications, Canada.

Diccionarios Rio Duero, Bioquimica, Edit. Catolica S.A., Madrid, 1982.

Robert Buist, (1988), Food Chemical Sensitivity, Avery Publishíng Group Inc., Garden Cíty Park., N.Y.

Toxidad por Aluminio, (1983), Vital Biochemical Analysis, Inc., USA

A consumers Dictionary of Food Additivies.

Maurice Hasussen y Jill Marsden, (1986), Para los Aditivos, Edt. Edaf, Madrid.

Dr. James D. Adams, (1980), Su Comida; Veneno o Salud, Edtitorial Everest, S.A. Madrid.

Dr. marcelo A. Hammerly, (1971), Enciclopedia Médica Moderna; Edit. Interamericana, Mexico. Tomo I

New England Journal of Medicine, (1984), págs. 310, 17, y 1,079.