Desengaño

'OH' desengaño, que de amor me espera 
Ingrato y sin pudor te ven mis ojos 
Y aunque lleve por dentro el alma herida 
No verás en mi rostro tal enojo... ! 
Y si en mi pecho late todavía 
Una esperanza que el destino tenga, 
Será una infamia de tu larga espera 
Que yo no aceptaré por recompensa, 
Porque abatido por la duda misma 
Herido yo estaré, sin que lo sepas! 
Yo te quise mujer, tu bién lo sabes 
Con mi fiebre de amor de adolescencia; 
Y te entregué mi vida, mis amores, 
Mi pluma y corazón y mi conciencia.. 
Me arrodillé ante tí como a una vírgen; 
Al imágen ofrecí mi relicario 
Por promesa la senda del destino; 
Una sóla palabra de tus labios! 

II

Fué una tarde de abril, de primavera, 
El astro diurno sobre el mar se hundía 
Y sus cálidos rayos se esfumaban 
Con la noche que avanza impía... 
Me entregaste tus besos, tus caricias; 
Te inclinaste tal vez sobre mi pecho 
Y una lágrima sequé de tus mejillas 
-Prisionera y servil del falso beso-! 
Jurámoslo por Dios y por la noche 
Que aunque el destino nos separaría, 
Ya no habría jamás otros amores 
Que el jurado ante Dios, en aquel día... 

Los tiempos transcurrieron, se marchaba, 
Yo sólo me quedaba en mi condena 
Con la única esperanza que algún día, 
Yo también me marchase y a su lado estuviera. 

III

... Así lo hice y en mí vano empeño 
 Los mares traspasé como una escala 
 Y a su lado llegué: ¡Que vano esfuerzo! 
 Y que mucho sufrí.. ya para nada. 
 Inútil fué seguir la trayectoria, 
 Otros amores la ingrata se jugaba 
 Y la boca que estampé aquel beso 
 No era mía: porque otro la besaba; 
 Y la mujer que tuve entre mi pecho 
 En otro se inclinaba ...... 
 Burlado en mi dolor y en mi despecho 
 La maldije mil veces y otras tantas 
 La bendije tal vez dentro del alma 
 Y al acostarme .. la lloré en el lecho .... 
 La noche transcurrió, al otro día 
 Recapacité, y al fin he decidido 
 Que no volveré a amar a otra mujer 
 Y así ya evitaré desdén y olvido. 
 "Oh desengaño" sí hasta mi llegares 
 Y por segunda vez tocas mi puerta; 
 Inútil te será porque me he ido 
 Llevándome consigo la experiencia.