Locura y Fantasía

Quisiera ser niña mía 
Lucero en purpúreo albúr 
Para alumbrar tu sendero; 
¿Para hundirme entre tus senos? 
¡Tu colgante: Cruz del Sur! 

¡Ser la fuente cristalina, 
El chorro de linfa blanco 
Que juguetea con tu cuerpo 
Y se deleita en tus trenzas, 
En la mañana de Mayo! 

¡La que mira tus imágenes 
Tan virgen como tu misma 
Y ni siquiera las toca, 
Ni las mima, ni las cela, 
Ni las mancha o purifica! 

¡Quisiera gozarte como a una flor 
La goza una mariposa 
Cuando clava su aguijón, 
Que le deja el corazón 
Porque no tiene otra cosa! 

¡Mucho más ! ... ¡como la abeja 
Cuando su aguijón traspasa 
Y en su queja lastimera, 
En un esfuerzo vencido 
Se crispa junto a la cera ! 

¡Quisiera ser, el tibio rayo de luna 
Que atraviesa tu ventana, 
Y en tus carnes virginales 
Y en tus senos de puñales .... 
Se vanagloria y se ufana! 

 ¡Quisiera ser blando lecho 
 Para vivir tu embeleso: 
 Para cuando tu te acuestas 
 Sin vigilia y sin reparo, 
 Ver tus íntimos secretos! 

¡Ver desbrochar pieza a pieza 
 De tu cálido plumaje; 
 La ultima pluma prendida; 
 La más íntima de todas 
 De tu secreto-ropaje! 

¡Quisiera... una vez por todas 
En mi viril fantasía, 
Gozar tu virginal cuerpo; 
Aunque tú no me quieras... 
Aunque nunca fueses mía. 
 



ROSA COLLAZO

Ha dedicado su vida a luchar por la libertad de Puerto Rico