Carta a mi Madre

Ayer recibí tu carta y entre otras cosas decía;
Que te estás poniendo vieja y que mi ausencia te aqueja;
Ausencia que es de los dos, pobrecita madre mía -
Entre líneas y borrones, en tu carta leía:
" Es hora que vuelvas hijo a tener el regocijo
Que en otros tiempo tenías y en mi pecho te arrullabas"
Yo una lágrima enjugaba... Sobre tu carta caía ....

Entre mis trémulas manos, estrujé la carta aquella
Después... después pensé en ella y en su firma
Estampé un beso, beso de alucinación .... .
Cuando por los caminos del viento se encuentre tu pensamiento
El en mí estará pensando y yo no estaré dudando
Que sangre tu corazón.
Es por eso que escribo esta carta de amor y alegría
Y espero que cuando tu leas, tu boca se ría
Y sepas que un hijo no olvida su madre querida...
MADRECITA MIA .....
 

Hace tiempo que no escribo, hoy te envío estos borrones;
lágrimas empapadas de ilusiones, cosas que tú no has pensado 
Que mi pecho destrozado guarda en sus cavilaciones. 
Madre mía... Madre mía..... 
Hoy te escribo esta carta de esperanza y de alegría 
Y entre borrón y borrón... una lágrima de ausencia, 
Lágrima que es tuya y mía.
 

Sí. Sí... yo que en el destierro estoy
Donde la miel es veneno, cuando la prueban mis labios
- Veneno que no me mata, aunque me estoy acabando...

Y a mí que puede importarme que la distancia sea avara, 
Si aunque ella nos separa nos junta los corazones 
Que viven sus ilusiones, en el mundo de la nada? 
Ya a mí que puede importarme, cuando la nieve del tiempo 
Haya blanqueado tu pelo y arrugas tenga tu cara... 
Seguirás siendo viejita: mi muñequita adorada !

Cuando el pantalón viejito remendabas para mí 
Era seda entre tus manos. Seda de jabón y añil; 
Quizás tu no lo recuerdas... pero yo que pienso en ti !

Cuando tu niño arrullabas en el umbral de tu falda 
Y con tus divinas voces en la cuna le dormías, 
Sé que no lo has olvidado... ni yo tampoco podría.

Pasan los días, pasan los años como naves viajeras, 
como luciérnagas en mar de engaños,
Y esa barquilla loca no vuelve al puerto 
Que los espera desierto... como sus años.

Pero nunca la esperanza es tardía, si no se sabe cuando; 
Cuando esparzas sus velas y el cielo se florezca de estrellas 
-La barquilla con ellas seguirá los caminos del puerto amado.-

Nave de mis ensueños, ‘Ay’, barquillita mía, por Dios te pido 
Que vuelvas a ese puerto, puerto querido 
Y aunque yo deje el alma y aunque me muera 
Si no beso sus piés, que lo besen los paños de vuestras velas. .. 
Que hace tiempo que no escribo una carta de amor para mi vieja 
Y si no vuelvo nunca, ésta carta dirá si pienso en ella.

Pasan los días, pasan los años como naves tranquilas 
Y en la distancia avara mis ilusiones 
se apagan como luces, como rosas marchitas...

Ay, quién pudiera vagar por los espacios como los soles 
Y en cada rayo de oro mandar un beso... 
Un beso que se deben nuestros amores ! .

Es por eso que escribo esta carta... Madrecita mía
Y sepas que un hijo n o olvida a su madre querida ....
Cuando por los caminos del viento se encuentre tu pensamiento
En mí estará pensando. Y yo llorando aquí adentro! .