A mi Musa
Si deliro con el beso de tu boca... es sueño azul 
En la noche que termina con mi sueño delirante; 
Y, sien las nieblas de tus mesas vigilantes, 
Es ocaso moribundo de una noche de Estambúl. 

Nada espero de este sueño que se quiebra sin albur. 
Cuando el sol clava sus ojos en las tácitas regiones 
En las nubes mensajeras se dilatan ilusiones, 
Que se extienden y se abrazan, a la misma Cruz del Sur: 

Es que vivo el "infragantis" del destello de tus ojos 
Es un astro refulgente, que en mi búsqueda no acierto; 
Yo te busco entre las sombras y en la noche en el firmamento 
Como un astro yá perdido y sin órbita... recorro. 

De una rosa que no es rosa, de una flor que ya no es flor, 
Si es que busco de tus manos la frescura de jasmines... 
Ya sin duda convertidos en querubines 
Se me esfuman en el prisma de tu rayo auricolor.

Es decir, en empeño de quebranto y de desmanes 
En mi inquietud - tus labios busco en el bragal de lunas - 
Y se inspiran y se esfuman como todas, una a una; 
Como fuerza que se aquieta y se quiebra en mis afanes. 

Y es por eso, que tu soplo nunca encuentro, 
Ni en la tierra, ni en el mar, ni en las estrellas; 
Más, aunque viajes a la par siempre con ellas.. 
Vas viajando, tu conmigo .... en mis adentros.



DOÑA JOSEFA ORTIZ DE DOMINGUEZ