A nuestros lectores...

     La Universidad Interamericana de Ponce es una institución de educación superior, democrática y universalista, con una misión sintonizada en la onda de la fluctuación temporal, pero con un profundo respeto por los valores fundamentales que han resistido la prueba del tiempo. La necesidad del cambio para mejorar, la historia ajustada a la visión del tiempo y el espacio que se vive, condicionan nuestras prioridades.

     Crecemos de acuerdo con un plan ordenado, barajando prioridades, buscando nuevas aventuras y alternativas que nos conduzcan a obtener el mejor producto pedagógico que sea posible en una Universidad.

     Educamos para la democracia; pero dentro del amplio concepto de la educación democrática y universal, debe prevalecer un selecto espíritu individual, dirigido al buen gusto y opuesto al coro uniforme de la multitud. Que haya un balance pendular entre las cantidades geométricas que definen la democracia, y las virtudes minoritarias de los priviligiados, es un gran principio pedagógico que defendemos. Romper con la intolerancia y el exclusivismo es misión primordial de esta Universidad. Después de oponer a la intolerancia y al exclusivismo el concepto de apertura universal, sólo nos queda esperar el triunfo del hombre integral.

     Nada compete más a una institución de educación superior que buscar la armonía del espíritu en un hombre integralmente educado.