DEDICATORIA

 

    Dedico esta investigación con todo mi amor y cariño a mi esposo Jorge y a mis hijos Gustavo Carlos y Miguel Alberto, quienes fueron fuente de inspiración Gradas por apoyarme, animarme y por brindarme su paciencia que durante estos años tan arduos me brindaron. También le agradezco a mi papá, Francisco, por haber inculcado en mí siempre un espíritu de superación. Gracias, Papi, por tus continuos alientos.

    Espero que tanto tú, Gus, como tú, Migue, sigan mis pasos. ¡Ustedes lo pueden lograr! ¡Que Dios los bendiga!

 

[Pág. Anterior]