Capítulo IV

 

Hallazgos de la investigación

 

Los hallazgos de la presente investigación son de acuerdo a los dos grupos estudiados: profesores y estudiantes. En la primera parte se presentan los resultados obtenidos en relación con el nivel o grado de percepción de parte de un grupo de profesores sobre la importancia de las destrezas de pensamiento para llevar a cabo el trabajo universitario en cursos básicos. También se expone el nivel de dominio que estos profesores han estimado poseen los estudiantes de primer año de universidad en estas destrezas. En la segunda parte se presentan los resultados relacionados con el nivel o grado de ejecución de destrezas de pensamiento crítico de estudiantes universitarios de primer año demostradas a través de la prueba de pensamiento crítico de Watson‑Glaser. Luego se correlacionan estos resultados con los índices de aprovechamiento académico de los estudiantes y se compara con el nivel o grade de percepción que sobre el dominio de las destrezas de pensamiento crítico, estimó la muestra de profesores universitarios.

 

La interpretación de estos hallazgos se realizó de acuerdo con las cinco (5) preguntas planteadas en esta investigación y mediante las cuales se sometieron a prueba las dos hipótesis de nulidad previamente formuladas.

 

Estimado de los profesora

 

Importancia de las destrezas de pensamiento para los cursos básicos a nive1 universitario.

 

A continuación se presentan los resultados que darán contestación a la primera pregunta de esta investigación: ¿Qué destrezas de pensamiento critico estima un grupo de profesores como necesarias para que el estudiante lleve a cabo exitosamente los estudios universitarios:


 

Se obtuvo un estimado por los profesores sobre cuáles son las destrezas de pensamiento más necesarias para realizar con éxito los estudios universitarios. Esta opinión fue obtenida mediante el uso de un cuestionario que fue contestado por una muestra de 26 profesores que enseñaban cursos básicos de primer año de universidad.

 

Fueron promediadas todas las opiniones estimadas sobre cada una de las 26 destrezas y se encontró, dentro de una escala del uno al cinco, un promedio total de 4.58, lo cual es indicativo de que todas las destrezas, según los profesores, son altamente necesarias para llevar a cabo las tareas a nivel universitario. A continuación puede observarse el valor promedio por cada destreza en orden de importancia según lo estimado por la facultad (Tabla 3).

 

Aunque todas las 26 destrezas se consideran importantes, es obvio que las de mayor importancia fueron las destrezas básicas, o sea, aquellas que suelen utilizarse para procesar la información. Por el contrario, las destrezas más propias para el pensamiento crítico, que a la vez son más complejas, fueron estimadas también como importantes, pero terminaron con puntuaciones promedio más bajas que las destrezas básicas.

 

La presentación de las destrezas de pensamiento de la Tabla 3 está dispuesta según el valor estimado por cada destreza. De esta manera las destrezas de interpretar y aplicar aparecen como las dos primeras en la lista por haber obtenido el valor estimado más alto de 4.92. Del mismo modo la destreza para detectar supuestos y/o presunciones resulta ser la última en la Tabla 3 porque obtuvo el valor estimado más bajo de 4.27 al compararse con otras.

 

En la Tabla 3 se observa que las destrezas de mayor importancia para llevar a cabo la enseñanza en los respectivos cursos son las llamadas destrezas básicas, tales como las de interpretar, comprender, analizar, resumir y sintetizar.


 

Tabla 3

Importancia de las destrezas de pensamiento


 

Nivel estimado de dominio de los estudiantes

 

En esta primera parte, se presenta además el estimado de los profesores sobre el nivel de dominio en las destrezas de pensamiento por parte de los estudiantes, con lo cual se contestará la segunda pregunta de esta investigación: ¿Cuál es el nivel de importancia de las destrezas de pensamiento para la enseñanza de los cursos universitarios, comparado con el nivel de dominio que poseen los estudiantes según estimado pon la facultad?

 

A este respecto se promediaron todas las opiniones emitidas sobre cada destreza que se considera importante para la enseñanza de los cursos universitarios y se efectuó un análisis de discrepancia contrastándolas con el nivel de dominio real que poseen los estudiantes según estimó la facultad. Cuando un profesor fijó el valor óptimo de una destreza según la importancia que ésta tiene para su curso, simultáneamente formuló su juicio acerca del nivel en que sus estudiantes la dominan o poseen. Ambos datos señalaron una discrepancia entre lo que se considera importante y lo que ciertamente se estima dominan los estudiantes. (Véase tabla 4)

 

Al observar la tabla 4 se puede señalar que cuando se promedia el total de 26 destrezas se obtiene un nivel de 4.58 de importancia y un nivel de 2.39 como valor estimado sobre el nivel de dominio, lo cual arroja una discrepancia de 47 por ciento entre lo óptimo o más deseado y lo que se estima poseen los estudiantes.

 

El estimado de la facultad concibe al estudiante universitario de primer año en un nivel por debajo del promedio o inferior al dominio de lo que puede considerarse regular si se toma en consideración la escala descendente de cinco niveles, donde el valor cinco (5) que representa el valor máximo y el uno (1) que es el valor mínimo. Una discrepancia general de 47 por ciento significa que el estudiante universitario debe elevar casi al doble su dominio en todas las destrezas para llegar al nivel de dominio deseado por los profesores.


 

Tabla 4

Importancia (I) de la destreza y el grado de dominio (D) en el estudiante.

 

Notas:

1) La escala utilizada en esta calibración oscila entre el valor mínimo de uno (1) y el valor  máximo de cinco (5).

 

2) I ‑ D representa la diferencia entre el grado de importancia de la destreza es la enseñanza de los cursos y el grado de dominio de parte de los estudiantes según estimado por la muestra de profesores.

 


Gráfica 1

 

ANALISIS DE DISCREPANCIA

CUESTIONARIO SOBRE LAS DESTREZAS

DE PENSAMIENTO CRITICO

 

 

En la Tabla 5 se muestran las destrezas que resultaron con un mayor grado de discrepancia

en comparación con las destrezas de menor grado. Las destrezas que más discrepan entre lo estimado como necesario y lo demostrado por parte del estudiante son las de formular hipótesis, detectar falacias, determinar la credibilidad de una información, evaluar argumentos y juicios, determinar el uso o intención de una comunicación o lenguaje y sintetizar.

 

Por el contrario, las destrezas que resultaron can la discrepancia menor son las de contrastar, determinar relaciones de causas y efectos, aplicar, inquirir, resumir, comprender e interpretar una información. Generalmente estas son las destrezas básicas y sencillas que se utilizan más a menudo para procesar información. Asimismo resultó que estas son las destrezas de mayor grado de importancia para la enseñanza de los cursos básicos universitarios. (Véase Tabla 6)

 


Tabla 5

Destrezas que resultaron con el mayor grado de discrepancia

 

 

Tabla 6

Destrezas que resultaron con el menor grado de discrepancia

 

 

1) La escala utilizada en esta calibración oscila entre el valor mínimo de uno (1) y el valor máximo de cinco (5).

2) I ‑ D representa la diferencia entre el grado de importancia de la destreza en la enseñanza de los cursos y el grado de dominio de parte de los estudiantes según estimado por la muestra de profesores.

 


Al compararse el grado de discrepancia promedio entre las cinco destrezas, medidas por la prueba de pensamiento crítico Watson‑Glaser, con el grado de discrepancia promedio de las 26 destrezas, se encuentra un mismo nivel promedio de discrepancia de 47 por ciento en ambas situaciones. De las destrezas que mide la prueba Watson‑Glaser sólo las destrezas de " determinar supuestos en un argumento" y "evaluar juicios" son las que más discrepan entre el nivel o grado necesario para las tareas universitarias y el grado de dominio real en los estudiantes según lo estimado por la facultad. (Véase Tabla 7).

 

Tabla 7

Importancia de las destrezas de pensamiento crítico medidas para de la prueba de Watson‑Glaser v el girado de dominio estimado por la facultad.

 

 

Gráfica 2

 


 

Resultados relacionados con la ejecución de los estudiantes: Nivel de dominio en las éestrezas de pensamiento crítico y su comparación con los índices de aprovechamiento académico y can el nivel de dominio estimado por ta facultad

 

En esta segunda parte de la investigación se obtuvo una medida sobre el nivel de dominio de los estudiantes en las destrezas medidas por la prueba de Watson‑Glaser. Los resultados obtenidos dan contestación a la tercera pregunta: Cuál es el nivel de dominio de las destrezas de pensamiento crítico que tienen los estudiantes con diferentes índices de aprovechamiento académico de acuerdo con la prueba de Watson y Glaser?

 

La muestra total de 150 estudiantes está distribuida de acuerdo con sus índices de aprovechamiento académico. Los tres grupos corresponden a las categorías de honor, regular y de rezago académico participantes en el Programa de Enriquecimiento del Recinto de San Germán. La Tabla 8 contempla el número total de estudiantes por cada grupo o categoría, su índice de aprovechamiento académico de Escuela Superior (G.P.A.), los índices de aprovechamiento y la prueba de aptitud del College Entrante Examination Board (C.E.E.B.) y el valor medio total de cada grupo en la ejecución de la prueba de Watson‑Glaser.

 

De una puntuación total de 80 de que consta la prueba, se puede observar que el valor medio más alto fue obtenido por el grupo de honor con 45.61, seguido por el grupo regular con 42.38 y el grupo de rezago académico con y 41.20. La diferencia entre estos dos últimos grupos es mínima.

 

El nivel o grado de dispersión entre los tres grupos no demostró ser marcado. La mayor dispersión se vió en el grupo regular con 6.39 mientras que el grupo de honor que obtuvo 5.55, lo cual puede deberse a que la muestra del grupo regular es mucho mayor y permite a que la variabilidad aumente.

 

El grupo participante en el Programa de Honor estuvo constituido por 26 estudiantes y poseía una puntuación promedio de 3.63 en su índice de aprovechamiento académico de escuela superior.  Al comparar este índice con los otros dos grupos se observó una diferencia significativa. Sin embargo, el valor promedio obtenido tanto en la prueba de aptitud como en la de aprovechamiento del C.E.E.B. y la diferencia del grupo de honor con el grupo regular fue de 87 y 70 puntos respectivamente. Esto determina una diferencia mínima de tres puntos entre ambos grupos. Por el contrario, al comparar al grupo regular con el grupo de estudiantes de rezago académico se encontró que la diferencia en el valor medio en las pruebas de aptitud y aprovechamiento en el C.E.E.B. fue mínima, de 17 y 21 puntos respectivamente. Más adelante se presentará mediante una prueba t y un análisis de varianza ANOVA la diferencia significativa en los valores medios entre los tres grupos.

 

Se observó que el patrón de diferencias, que se manifiesta con los valores medios en las pruebas de aptitud y de aprovechamiento del C.E.E.B., se mantuvo en forma igual al compararse los valores medios obtenidos por los tres grupos en los resultados de la prueba de Watson‑Glaser. De la misma forma en que la diferencia entre el grupo regular y el grupo de rezago académico fue mínima en relación con los resultados del C.E.E.B., así también ocurrió

lo mismo can los resultados de la prueba de Watson‑Glaser. Esto puede verse en forma más objetiva en la Tabla 9 donde se presenta un análisis de discrepancia entre los tres grupos respecto a los resultados de la prueba de Watson‑Glaser.

 

En forma general se puede resumir que todos los estudiantes de primer año en esta investigación lograron una puntuación promedio que oscila de 41 a 46 en la prueba de pensamiento crítico, la cual está por debajo en no menos de siete (7) puntos de la norma nacional norteamericana, que ha fluctuado desde 53 hasta 60 puntos durante los últimos 20 años.


 

Tabla 8

Resultados de la prueba de pensamiento crítico Watson‑Glaser_ por grupos de estudiantes clasificados por sus índices de aprovechamiento académico

 

 

Gráfica 3        

Resultado total en la prueba

Watson – Glaser

 


 

El grupo de honor obtuvo una ligera diferencia sobre el grupo regular, pero que el estudiante del grupo regular y del grupo de rezago no presentaron diferencias significativas tanto en la ejecución de las pruebas de aptitud y aprovechamiento del C.E.E.B. como de los resultados de la prueba de pensamiento crítico Watson y Glaser.

 

Un análisis más detallado de las destrezas medidas por la prueba de Watson y Glaser reveló lo siguiente para los tres grupos que integraron la muestra de estudiantes en esta investigación. (Vease tabla 10: Dominio de las destrezas de pensamiento crítico según la prueba de Watson y Glaser). En la destreza de inferencia se obtuvo el más bajo rendimiento entre los tres grupos de estudiantes. De un total de 16 ítems de que consta la destreza, la muestra total de 150 estudiantes obtuvo sólo 4.94 de promedio. Según la tabla 10, la diferencia fue mínima en los tres grupos tanto en su valor medio como en su nivel o grado de dispersión.

 

Sin embargo, la destreza que mejor resultaron los tres grupos fue la de detectar presunciones. El grupo de estudiantes regulares y de rezago académico obtuvieron un valor medio de 10, excepto el grupo de honor que sobrepasó por una ligera ventaja con 11.38. En las subsiguientes destrezas de interpretación, deducción y evaluación de juicios la diferencia entre los tres grupos fue mínima. El grupo de estudiantes de honor mantuvo una ligera diferencia sobre los otros tres grupos en las cinco destrezas medidas por la prueba. Asimismo se observó que la diferencia fue mínima entre el grupo de estudiantes regulares y el grupo de rezago académico. Tanto el estudiante regular, como el de rezago académico participante en el Programa de Enriquecimiento, lograron obtener resultados similares en las destrezas de pensamiento crítico según la prueba de Watson y Glaser. Ese mismo patrón se observó también entre ambos grupos al comparar los índices obtenidos en las pruebas de aptitud y aprovechamiento con los resultados del C.E.E.B.


 

Tabla 9

Nivel de discrepancia entre los grupos de estudiantes de honor, regulares y del  del Programa de Enriquecimiento en relación a los valores medios obtenidos mediante la prueba de Watson‑Glaser.

 

 

Tabla 10

Nivel. de dominio en las destreazas de PensamientQ Crítico según la prueba de WatsQn y Glaser por grupos de estudiantes clasificados por sus índices de aprovechamiento académico.

 


 

Comparación con los índices de aprovechamiento académico

 

Una vez obtenidos los resultados de la prueba Watson‑Glaser se procedió a establecer la relación de éstos con los índices de aprovechamiento académico con el fin de contestar la cuarta pregunta de esta investigación: ¿Cómo compara el nivel de dominio de las destrezas de pensamiento crítico medido por la prueba de Watson y Glaser con los índices de aprovechamiento académico?

 

A continuación se presentan los resultados y las correlaciones establecidas entre la prueba de pensamiento crítico de Watson y Glaser y los índices académicos, tanto de la Escuela Superior (G.P.A.) como de los índices de las pruebas de aptitud y aprovechamiento del C.E.E.B., con los tres grupos a las que se ha aplicado la muestra en esta investigación.

 

Tabla 11

Indices de aprovechamiento académico de escuela superior (GPA) vs.   resultados en la prueba de pensamiento crítico de Watson y Glaser.

 

 

Al correlacionar los índices de aprovechamiento académico de la escuela superior (G.P.A.) con el nivel o grado de dominio total en las destrezas de pensamiento crítico según los resultados de la prueba de Watson‑Glaser se encontró que casi no hay correlación entre estas variables.

 


Tabla 12

Indices de Ia prueba de aptitud del College Entrance Examination Board (C E E B 1 Vs resultados en la prueba de pensamiento crítico de Watson‑Glaser

 

 

Tabla 13

Indices de la prueba de aprovechamiento del Cqllege Entrance Examination Board (C E E B.) Ms resultados de la prueba de pensamiento crítico de Watson‑Glaser

 

 

Sin embargo, al correlacionar los resultados de cada grupo en la prueba de pensamiento critico de Watson‑Glaser con los índices obtenidos en las pruebas de aptitud y aprovechamiento del College Entrance Examination Board (C.E.E.B.) puede observarse en las Tablas 12 y 13 unas correlaciones bajas que oscilan desde .15 para el grupo de rezago académico hasta .38 y .40 para los grupos de honor y de estudiantes regulares respectivamente. Estas correlaciones demuestran ser definidas, pero bajas. En este caso el índice de correlación más bajo ocurrió en la prueba de aprovechamiento con el grupo de rezago, grupo que a la vez obtuvo el valor medio más bajo en la prueba de Watson‑Glaser. Este índice de correlación .15 fue bien ligero y casi insignificante.

 

Las correlaciones entre los índices promedios obtenidos en la prueba de aptitud del C.E.E.B. y los valores medios obtenidos en la prueba de Watson‑Glaser tienden a ser un poco mayores entre los tres grupos de estudiantes si se comparan con las correlaciones resultantes entre los índices promedios de la prueba de aprovechamiento del C.E.E.B. y los valores medios en la prueba de Watson y Glaser.

 

El nivel de significancia por cada índice de correlación obtenida, va desde un mínimo de .0004 para el grupo regular, hasta un máximo de .06 para los grupos de honor y de rezago. Por tanto, la correlación entre el nivel o grado del dominio en las destrezas de pensamiento crítico según lo medido por la prueba de Watson‑Glaser y los indices de aprovechamiento académico y de aptitud según medido por el C.E.E.B., no va a variar en forma significativa si se establece por lo menos a un nivel de significancia de p. < .05.

 

En resumen, el grado de dominio en las destrezas de pensamiento crítico según lo medido par la prueba de Watson‑Glaser aplicada a la muestra total de 150 estudiantes en esta investigación, no se correlaciona con sus índices de aprovechamiento académico de la escuela superior (G.P.A.). Al comparar su ejecución en la prueba de Watson‑Glaser con sus índices de aprovechamiento y aptitud en el C.E.E.B. resulta una correlación baja, pero definida, en la que el grado de aptitud tiende a correlacionarse aún más que el nivel o grado de aprovechamiento.


 

Hipótesis nula:

 

No existe relación alguna entre el nivel de dominio en las destrezas de pensamiento critico que los estudiantes demuestran al contestar la prueba de pensamiento crítico de Watson­Glaser y sus índices de aprovechamiento académico.

Para probar la hipótesis se sometieron los datos a un análisis t con un nivel de significancia de (p < .OS) y un análisis de varianza ANOVA mediante los cuales se determinó que los valores medios obtenidos de la prueba de Watson y Glaser y de los índices de aprovechamiento académico en los tres grupos no dependieron sólo de la casualidad. A continuación se presentará el análisis t de las puntuaciones promedios según la distribución grupal de la muestra.

 

Tabla 14

Análisis de significancia de los valores medios obtenidos mediante la prueba de pensamiento crítico de Watson‑Glaser entre los estudiantes de honor regulares v de rezaga académico.

 


Al comparar las puntuaciones promedios que resultan mediante la prueba de pensamiento crítico de Watson y Glaser entre los tres grupos y al consultarse el cuadro de valores t de acuerdo con los grados de libertad obtenidos, se encontró que es necesario un valor t de 1.98 y de 2.00 respectivamente para que la t sea significante al nivel de .05. Debido a que los valores t en estas situaciones son mayores que los valores críticos, excepto entre los grupos de estudiantes regulares y de rezago académico, se rechaza la hipótesis nula y por tanto se concluye que la diferencia entre los valores medios entre estudiantes de honor y regulares, y entre estudiantes de honor y de rezago son significativas al nivel establecido de p. < .05. En otras palabras, se puede decir que la diferencia entre estos dos grupos es mayor que el valor que se necesita para rechazar la hipótesis de nulidad al nivel de significación de .05. Por lo tanto, conforme a las criterios establecidos ‑ nivel de significancia de .05 ‑ los datos son suficientemente significativos como para llegar a la conclusión de que la relación observada no depende sólo de la casualidad.

 

Del mismo modo mediante un análisis de varianza ANOVA se verificó la diferencia que hay entre las tres medias de los tres grupos en que está estratificada la muestra total de 150 estudiantes. En este tipo de análisis se considera la varianza que hay entre los grupos y la que hay dentro de los mismos. El resultado confirma los hallazgos del análisis t previamente indicados.

 

Para obtener estos datos se consultó con la tabla para determinar si hay o no significación estadística y se encontró que, en este caso, con 2 y 147 grados de libertad se necesita una razón F de no mayor de 3.06 para rechazar la hipótesis de nulidad al nivel 0.05, y una razón de no mayor de 4.75 para rechazar al nivel 0.01. Como la razón F obtenida resulta mayor que ambos valores, es significativa al nivel 0.01, y la hipótesis de nulidad se rechaza a ese nivel.


 

Tabla 15

Resumen de análisis de varianza de los grupos de estudiantes de honor reculares v de rezago Académico.

 

 

Cuando la hipótesis de nulidad se rechaza a consecuencia del análisis de varianza, lo única que puede afirmarse es que las medidas obtenidas de los grupos difieren y que las diferencias son mayores de lo que sabia suponer en función de la mera casualidad. Una razón F de significación no quiere decir por fuerza que todos los grupos difieran significativamente de los demás. Una F significativa puede ser resultado, (cómo es el de esta investigación) de una diferencia entre un grupo y el resto de ellos.

 

Como puede observarse la diferencia que existe entre los estudiantes de honor y los estudiantes regulares es ligera, pero estadísticamente significativa. Por lo tanto, existen razones para pensar que las dos muestras representan poblaciones diferentes en términos de sus medias. De la misma forma se concluye que, entre los estudiantes regulares y los estudiantes de rezago académico, no hay diferencia significativa entre los valores medios obtenidos mediante la prueba de pensamiento critico de Watson‑Glaser y, por tanto, en esta situación se acepta la hipótesis nula.

 

Al comparar los valores medios del índice de aprovechamiento académico de escuela superior (G.P.A.). de aptitud y de aprovechamiento del C.E.E.B. y la puntuación total promedio en la prueba de pensamiento critico de Watson‑Glaser se encontró que entre el estudiante de honor y el estudiante regular hay una diferencia ligeramente significativa. Esto se observó al consultar e1 cuadro de valores t y en donde se observa con sus respectivos grados de libertad que el valor absoluto t para cada índice supera su valor crítico. Por tanto, tomando como base un nivel de significancia de p. < .OS no se acepta la hipótesis nula al compararse entre estos dos grupos de estudiantes. Por ende, resulta evidente que hay una diferencia ligeramente significativa en el grado de ejecución de las destrezas de pensamiento crítico de Watson‑Glaser entre el estudiante de honor y el estudiante regular. Además, al comparar los índices de aprovechamiento académico de escuela superior, el de nivel de aptitud y de aprovechamiento según las pruebas del C.E.E.B. se observó que se mantiene en forma muy similar esta diferencia y es aún más marcada con los índices del C.E.E.B.

 

Puede observarse que sólo el valor t absoluto del índice de aprovechamiento académico de escuela superior (G.P.A.) superó su valor crítico de acuerdo can el cuadro de valores t a un nivel de p < .05 de significancia con 98 grados de libertad. Esto es indicativo de que entre los otros índices académicos ‑ aptitud y aprovechamiento del CEEB ‑ y el promedio total obtenido mediante la prueba de Watson y Glaser no hay diferencia estadística significativa y que, por tanto, respecto a estas variables se rechaza la hipótesis de nulidad.

 

Aunque haya una diferencia significativa en los índices de aprovechamiento de escuela superior (G.P.A.), no hay tal diferencia en su nivel o grado de ejecución tanto en las pruebas de aptitud y aprovechamiento en el C.E.E.B. como en el nivel o grado de dominio en las destrezas de pensamiento crítico según la prueba de Watson y Glaser entre el estudiante regular y el estudiante de rezago académico.

 

Tabla 16

Análisis de significancia de los valores medios obtenidos mediante la prueba de í&nsamiento crítico de Watson‑Glaser v de los índices académicos entre estudiantes de honor y estudiantes regulares.

 


 

Tabla 17

Análisis de significancia de los valores medios obtenidos mediante la prueba pensamiento crítico de Watson‑Glaser, y de los índices académicos entre estudiantes regulares y estudiantes de rezago académico.

 

 

Comparación con el nivel de dominio estimado por la facultad.

 

Como fase final de la presentación de los hallazgos se analizan a continuación los resultados obtenidos por los estudiantes en la ejecución de cada destreza de la prueba de Watson ­Glaser y el grado estimado por los profesores en estas destrezas; de esta manera se contesta la quinta pregunta de la investigación: ¿Cómo compara el nivel de dominio de destrezas de pensamiento critico estimado por la facultad con el nivel de ejecución de las destrezas de pensamiento crítico medido por la prueba de Watson y Glaser?

 


El estimado acerca del grado de dominio en las destrezas de pensamiento que poseen los estudiantes, se realizó mediante el uso del cuestionario preparado por el investigador, el cual fue contestado por 26 profesores. Este cuestionario, como previamente se ha indicado, presenta 26 destrezas con sus definiciones operacionales y, mediante una escala descendente de cinco niveles, cada profesor estimó el nivel de dominio de sus estudiantes. El nivel cinco (5) representa el valor máximo y el uno (1) el valor mínimo.

 

La prueba de Watson‑Glaser mide cinco destrezas de pensamiento crítico y por cada una de estas destrezas ‑inferir, detectar supuestos, interpretar, deducir y evaluar juicios‑ el estudiante contestó 16 preguntas haciendo un total de 80 preguntas para toda la prueba. Por lo tanto la puntuación máxima por cada destreza es de 16 puntos.

 

Al compararse el valor estimado por los profesores con el nivel de ejecución de los estudiantes mediante la prueba de Watson y Glaser se encontró lo siguiente:

 

En la destreza de inferir resultó un estimado de 2.50 como promedio para los tres grupos de estudiantes. Esto puede considerarse, como nivel intermedio o regular dentro de la escala del uno al cinco. La puntuación obtenida como promedio para los tres grupos de estudiantes en la prueba de esta destreza fue de 4.94. De un total de 16 preguntas este resultado significaría un 31 por ciento o, más bien, casi una tercera parte del total, lo cual debe entenderse como una puntuación muy baja. Por tanto, en comparación con lo estimado por los profesores en esta destreza, los estudiantes resultaron mucho más bajos del nivel promedio o regular estimado por los profesores.


 

En la destreza de detectar supuestos los profesores estimaron un nivel de dominio de 2.19, lo cual significa que puede considerarse bajo promedio en la escala del uno al cinco. La ejecución de los estudiantes resultó en un promedio de 10 preguntas que de un total de 16 resulta en un 63 por ciento. El estimado de los profesores coincidió relativamente con la baja puntuación obtenida en la prueba por los estudiantes.

 

En la destreza de interpretar el valor promedia estimado por los profesores para los tres grupos de estudiantes fue de 2.69. Este estimado puede considerarse como regular o promedio dentro de la escala del uno al cinco. La ejecución promedio de los estudiantes en la prueba fue de 8.57 para esta destreza, lo cual viene a ser el 503'o del total de preguntas con que se mide la destreza. Por tanto su nivel de ejecución puede verse como mucho más bajo del nivel estimado por los profesores.

En la destreza de deducir los profesores estimaron un nivel de 2.50, que dentro de una escala del uno al cinco puede considerarse como promedio regular de ejecución. El nivel demostrado en la prueba de Watson y Glaser resultó ser de un promedio de 9 para los tres grupos de estudiantes, lo cual viene a ser 56 por ciento del total de 16 preguntas. Por tanto este nivel de ejecución queda más bajo que el nivel estimado por los profesores.

 

En la destreza de evaluar juicios fue estimado por los profesores un nivel promedio de 2.12 que dentro de una escala del uno al cinco viene a constituir un nivel bajo de ejecución. El dominio demostrado por los tres grupos de estudiantes resultó ser de 9.45 puntos que de un total de 16 preguntas constituye un 50%.   Aquí de nuevo el nivel de ejecución resultó tan bajo como el nivel estimado por los profesores.


 

Para las cinco destrezas que mide la prueba de Watson y Glaser el grupo de estudiantes de honor siempre sobrepasó a los otros dos grupos por una diferencia mínima de un punto en las destrezas de detectar supuestos y en la de evaluar juicios. Puede observarse en la Tabla 16 que la diferencia entre los tres grupos es menor a un punto entre los tres grupos. Inclusive el grupo de rezago logró una puntuación promedio de 9.10 en la destreza de evaluar juicios, lo cual es superior al 9.02 del grupo regular.

 

Tabla 18

Comparación entre el nivel de dominio en las destrezas de pensamiento crítico estimado por la facultad y el nivel de ejecución según la prueba de Watson‑Glaser

 


 

La puntuación promedio más alta para los tres grupos se dio en la destreza de detectar supuestos que resultó en 10.42 y el grupo de honor logró un dominio de 11.38 lo cual constituye ser 71 por ciento del total de 16 preguntas en que se mide la destreza.

 

En términos generales se puede observar que en la destreza de inferir, interpretar y deducir los profesores estimaron un valor promedio o regular de dominio por los estudiantes y éstos demostraron un dominio inferior al promedio, siendo extremadamente más bajo en la destreza de inferir. Por el contrario, el estimado de los profesores en las destrezas de detectar supuestos y la de evaluar juicios fue un nivel bajo de 2.19 y 2.12 respectivamente, lo cual concordó bastante can una ejecución baja de 63 por ciento y 59 por ciento. Sólo el grupo de honor superó a los otros dos por una mínima diferencia de un punto al promediar las cinco destrezas, y no hubo diferencia significativa entre el grupo regular y el de rezago.

 

Gráficas 4 y 5

 

 

En el próximo capítulo se llevará a cabo un análisis de los hallazgos y conclusiones con las implicaciones más importantes del estudio. Además, se presentarán las limitaciones y las recomendaciones más pertinentes de esta investigación.

 

[Página Anterior]