DEDICATORIA

A RUMA Y A TOÑO

 

Que con su ejemplo

y amor profundo, me encaminaron

 por las primeras letras del saber

 y hoy galopan recuerdos de infancia

 bajo la lumbre tenue de un quinqué.

 Que desde entonces...

 iluminaron siempre con esperanza y fe

 mis senderos hacia el conocimiento.

 Aunque la partida de ambos fue lamentable

 al no poder ver realizado este trabajo,

 añoro hoy con suma gratitud

 su constante apoyo y estÍmulo

 para que esta investigación se hubiera finalizado.

 Gracias, mil veces mil, queridos padres.

 

[Pág. Anterior]