DEDICATORIA

    A mi Señor, Jesús, quien me dio la fe, la fortaleza, la salud y la esperanza para terminar este trabajo.

    A mi esposo, Efraín Rodríguez, quien me brindó su amor, su cariño, su estímulo y su apoyo constante. Su cariño,
comprensión y paciente espera para que pudiera terminar el grado son evidencia de su gran amor. ¡Gracias!

    A mi adorada hija Celianne Yarelis quien me prestó el tiempo que le pertenecía para terminar y me motivó siempre con sus notitas, "No te rindas" y "Sé fuerte". ¡Gracias, mi muñeca de chocolate!

    A mis padres, Celia y Juan quienes me enseñaron desde pequeña a luchar para alcanzar mis metas. Mi triunfo es el de ustedes, ¡los amo!

    A mi querida hermana, Sonia y a mi segunda madre, Cecy quienes cuidaron de mi hija mientras realizaba mis estudios, ¡Gracias! Sin ustedes no hubiese podido hacer realidad este sueño.

    A mi segundo padre, Don José M. Zayas (QEPD) quien siempre me motivó a seguir adelante y a quien prometí que terminaría mis estudios. Promesa cumplida.

    A los que nunca dudaron que lograría este triunfo: mi hermana Daisy y mi cuñado Frank, mis hermanas, hermanos y cuñados, Rafo y Francisco (QEPD), Doña Lydia y mis amigas, Elly y Santy.

[Pág. Anterior]