Propósito

Declaración Preliminar de Impacto Ambiental

Diciembre de 2000

Home Up Infraestructura Siglas

 

 

2.0 . PROPOSITO Y NECESIDAD DEL PROYECTO

Muchos factores indican que Puerto Rico debe apresurarse para llevar a cabo cambios audaces a innovativos en la forma en que maneja su economía. Entre estos factores se incluyen la presencia a largo plazo de indicadores económicos desalentadores, los altos costos tanto de las importaciones como de las exportaciones, un nivel alto de dependencia en subsidios federales impredecibles, y el grado de dependencia de la población general en e1 gobierno de Puerto Rico para manejar la economía puertorriqueña.

En años pasados, la economía de Puerto Rico ha crecido a un nivel promedio de aproximadamente 2.2% por año. Esta tasa de crecimiento ha sido significativamente más baja que la del resto de los Estados Unidos y de otras naciones industrializadas. EI promedio del producto bruto nacional por persona de Puerto Rico de $9,455 es menos del 50% del de los estados más pobres de los Estados Unidos. Su taza de alfabetismo del 89.4% es más baja que la de muchos países caribeños incluyendo a Granada, Trinidad, Barbados, y Cuba.

A pesar de que el desempleo en Puerto Rico ha bajado en años recientes, todavía permanece inaceptablemente alto al 13.1%. Es más, un número alto de trabajadores adultos no figuran en las estadísticas de desempleo. La fuerza laboral de Puerto Rico es pequeña en comparación con su población total. La razón de ésto es que muchas personas trabajan en una subeconomía sin pagar impuestos. A pesar de que el no pagar impuestos luce atractivo a muchas personas, e1 trabajo que conlleva una subeconomía generalmente requiere menos habilidad y la paga es muy baja.

Hoy en día, productos extranjeros destinados a Puerto Rico así como productos puertorriqueños destinados a mercados extranjeros son transbordados en los Estados Unidos continentales en lugar de hacerlo directamente en Puerto Rico. Esto resulta en cientos de millones de dólares en costos de transporte adicionales cada año y de una a dos semanas de tiempo de transporte adicional por cargamento, por lo tanto hacienda las exportaciones de Puerto Rico menos atractivas en mercados extranjeros y de igual manera, haciendo que todo producto extranjero sea considerablemente más caro en Puerto Rico.

Puerto Rico depende de muchos programas de subsidio del gobierno federal, lo cual permite que el Gobierno de Puerto Rico incentive el gasto público y ofrezca incentivos contributivos. Históricamente, la Sección 936 el Código Federal de Rentas Internas, ha sido uno de los programas de subsidio más importantes. Esta exime a compañías estadounidenses que invierten en la isla de pagar impuestos sobre ganancias dejadas en Puerto Rico. Sin embargo, este programa esta siendo eliminado a lo largo de un período de diez años. A pesar de que el Congreso Federal creó un nuevo incentivo contributivo para toda aquella compañía que invierta en educación, comercio, investigación y desarrollo, ciencia, y comercios tecnológicos, no se espera que este estatuto nuevo provea un incentivo equivalente. Dada que los Estados Unidos está a la vanguardia de las actividades de la Organización de Comercio Mundial (World Trade Organization) y de otros esfuerzos en apoyo a la globalización, Puerto Rico se va a ver obligado a desarrollar su economía propia buscando mayor independencia del Gobierno Federal.

Puerto Rico está tomando pasos para reestructurar su economía y así poder entrar en la naciente economía global. Se estima que el área del Caribe tiene un déficit de aproximadamente 6.OM TEU1 de capacidad portuaria de trasbordo. También se estima que un puerto de trasbordo en Puerto Rico podría generar aproximadamente 25%, ó 1.5M TEU de esta capacidad. Esto daría lugar a una entrada de aproximadamente $3 billones por año a la economía de Puerto Rico así corno la creación de 50,000 trabajos directos e indirectos (Frankel, 2000). Por lo tanto, está claro que el Proyecto del Puerto de Trasbordo de Puerto Rico es un componente vital para la iniciativa de desarrollo económico de Puerto Rico.

Puerto Rico ofrece un sinnúmero de ventajas que lo hacen un candidato ideal para el tipo de puerto que está siendo planificado por el gobierno, es decir un puerto de trasbordo que incorpore la tecnología más avanzada a nivel mundial. La Isla está en el centro de la mayoría de las rutas marítimas de comercio que van a través de las profundas aguas del Pasaje de la Mona al oeste de la isla. Puerto Rico también posee la economía más grande y próspera del Caribe. Esta economía puertorriqueña, mejor que cualquier país extranjero del área, forma la base en la que se finca el alto desarrollo de la infraestructura financiera, de la banca, telecomunicaciones, transporte, y de servicios públicos que ofrece la isla.

El hecho de que esta facilidad portuaria está siendo diseñada teniendo en mente navíos "post panamax", la coloca en una posición ideal para proveer el servicio requerido por estos enormes navíos que son los preferidos por los comerciantes internacionales. Una vez que esta facilidad portuaria haya sido desarrollada en su totalidad, va a encontrarse bien ubicada para servir el flujo de comercio internacional que está creciendo a un nivel robusto de 6 a 8% por año.

            A pesar de sus ventajas, Puerto Rico se enfrenta a un número de formidables competidores que también persiguen el lucrativo comercio del transbordo de carga. Puertos como Freeport, Bahamas; Kingston, Jamaica; Manzanillo International en Panamá, y el Puerto de Balboa, Panamá, son unos cuantos ejemplos de facilidades existentes que estarían muy dispuestas a tomar la porción más grande posible del comercio internacional que va a través de las aguas del Caribe. El tiempo es de vital importancia para que Puerto Rico tenga éxito en lo que pudiera ser una de las iniciativas económicas más significativas en la historia de la Isla.

 


Última modificación: 18-Oct-2001